Llueve y nieva sobre el Trapiche del Prado

La lluvia y la nieve permiten la molienda de cañas dulces a pie de Sierra Blanca, el comisionado en Marbella de la Santa Inquisición informa de la actividad plena del Trapiche del Prado pero también del desafío que supone el anuncio del poderoso  Tomás Domínguez, dispuesto a poner en funcionamiento un nuevo molino de cañas en su cortijo de Miraflores.

 Dada en 31 de diciembre de 1751.

Sr. Guerrero, Juez de Bienes.

 Sr. Inquisidor Mayor:

Muy Sr. Mío sólo sirva esta de noticiar a Vs. como D. Thomás Domínguez y Vargas está alistando a toda prisa la molienda para moler cañas dulces en su cortijo y que también está haciendo fundición de su suelo de jarope con D. Blas Román y habiendo fundido dos veces se les ha desgraciado y no han podido sacar nada a la hora presente y vuelven a hacer otra fundición y no tiene para la cocina dicho cuatro calderetas de tachas y lo que van a fundir se salieren con ello. La molienda le oí decir a uno de los maestros que en breve estaba acabada; y está el dicho Domínguez como su hermano D. Alonso envalentonados en que han de moler esta presente temporada. El trapiche propio de Vs. hace cinco días que empezó a moler con agua bastante pues en cinco días no ha dejado de llover y al mismo tiempo nevar, cosa que en este país se ve muy poco, esto es todo cuanto hay que poder decir a Vs. Como el que me mande que le obedeceré gustoso.

                                   Marvella y diciembre, 20  de 1751.

                                                                        Pedro Millán Fernández

Cada vez que la lluvia cae recuerdo esta carta, escrita por el  arrendatario del Trapiche del Prado, entre el miedo a los Domínguez y la alegría de sentir girar la voladera.

Cada aguacero precipita un poco más la ruina del Trapiche, ¿Quién confía ya en su salvación?

 

3 pensamientos en “Llueve y nieva sobre el Trapiche del Prado

  1. Ahora la lluvia deshace el trapiche. Ningún organismo impide su destrucción. La intemperie acabara disolviendo sus restos como un azucarillo en el café. Una pena.

  2. No lo está disolviendo ahora, hace tiempo que empezó a deshacerse.
    Cuando se está en la oposición es fácil, muy fácil, criticar y exigir (ningún partido tiene la exclusividad en esto). Pero cuando se accede al gobierno…

    Familia Álvarez, ¿quieren que les devuelva el Trapiche?
    No hijo, no. Santa Rita, lo que se da no se quita.

    Es cierto que “este, nuestro Ayuntamiento” está en la ruina,… para algunas cosas.
    También es cierto que existen prioridades, y la Cultura y nuestro patrimonio nunca parece que lo sean.
    En fin, no nos queda otra que seguir luchando, cada uno a su manera. El refranero español tine “pa tó”: “Con el tiempo y una caña, hasta las verdes caen”.
    Esperemo que lo que caiga no sean los restos del Trapiche.

  3. Motivada, y emocionada, anotación sobre el abandonado (ayer, hoy y mañana) Trapiche del Prado.
    Sobre el contenido, ¡cómo los todopoderosos Domínguez se atrevían a desafiar a la Inquisición!, maravedíes de ayer, euros de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s